LUNA LEE

luna lee

-

Con una charla distendida, llena de risas y anécdotas, Luna Lee nos recibió y compartió con nosotros detalles sobre su vida, sus inicios, sus trabajos y proyectos.

Paseándose por muchos estilos y formatos, que incluyen la ilustración digital  y tradicional, la animación, el diseño gráfico y textil y también el graffiti, Luna inserta una narrativa que tiene como mensaje principal la idea de representar la feminidad en todos los ámbitos posibles. Es clara en definir este motivo como hilo conductor de todo su arte, “Independiente de qué esté haciendo (…), si está feliz o triste, si es niña o adulta, es la mujer y su alma la que va en mis mensajes”.

Más allá de tratar de imponer un discurso político o definir sus creaciones limitadas a un mensaje feminista, esta joven ilustradora chilena se la juega por la no-diferenciación con respecto al género. Enfatiza que no cree en el arte que hace diferente las oportunidades para hombres y mujeres, ya que finalmente su obra va más allá de eso. Al respecto señala que “el mensaje aquí no es político ni social. Es más bien una presencia. Presencia de arte en la calle, presencia femenina en la ciudad. Uso de los espacios públicos que son lo poco que nos va quedando al pueblo”.

Es así como sus personajes femeninos no sólo se toman la calle, sino que también nacen de ahí, se ríe confesando que tiene una memoria pésima en general, pero que se le graban las caras y los estilos de la gente, siendo ese material el que luego se convierte en el pilar de su proceso creativo; “tú podí encontrar a todos mi personajes en Santiago”, nos dice.

 

luna lee

-

De partida nos deja clara su visión sobre los estudios. Para Luna lo más importante en el crecimiento y evolución de su carrera como dibujante e ilustradora es el esfuerzo y trabajo diario. “Aquí no hay iluminados”, nos dice, “me considero autodidacta. Creo que el estudio lo tiene toda persona que ama hacer algo. Se estudia todos los días, sólo intentando superarse a sí mismo”. A pesar de haber estudiado ilustración por unos años, decide retirarse de la carrera poco tiempo antes de terminar y se dedica completamente a lo que define como su pasión, y lo único en lo que se ve trabajando en la vida.

 

Es bajo esta consigna que comienza a dedicarse al graffiti, viendo las nuevas plataformas como retos que pueden cumplirse.  Afirma que “obvio que a la primera no te resulta…hay que hacerlo mil veces”, y es así como la constancia la ha llevado a participar en muchos encuentros graffiteros y a entregar su talento en escenarios internacionales también.

Con una estética colorida, delicada pero muy definida, es que Luna Lee se toma las murallas en Santiago, principalmente. Esta es su forma de “sabotear”; a través de la presencia.

 

Reconoce que su obsesión con el dibujo en general es lo que la llevó a desarrollar el estilo propio que ha logrado concretar hoy. Partiendo desde muy pequeña, encontró sus primeros referentes en dibujos de animación japonesa, en los monos de Warner Bros. y otros en distintos canales de televisión. A través de un proceso individual de diferenciación, hizo mutar sus personajes para así lograr rasgos distintivos, que ahora se han convertido en característicos de su trabajo.

 

Hoy en día Luna nos cuenta que su mayor motivación son las ganas de incursionar en la ilustración infantil, siempre manteniendo la línea de personajes femeninos pero enfocados y desarrollados de una manera diferente, especial.

ibacetavejar

VOLVER