PIUM

No apoderarse de los problemas sociales es también un mensaje.

-

pium

-

Caminar por el pintoresco Barrio Yungay es un placer para quienes amamos tanto la arquitectura como los graffitis. Una interesante mixtura entre nostalgia en sus edificaciones abandonadas y otras a mal traer se mezclan con los graffitis que llenan de vida y de mensajes los rincones olvidados de este antiguo barrio republicano. Un caso emblemático es el trabajo de Macarena Ugarte, más conocida en el medio del graffiti como PIUM. Con estudios en diseño de vestuario y dirección de arte, conversamos con esta inquieta chica quién se denomina a sí misma como artesana y no como artista, y que se mueve a diario entre estas calles antiguas reviviéndolas con sus dibujos.

pium

-

Una chica multifacética e inquieta, así podríamos definir a PIUM, no puede estar haciendo solo una cosa y fue por ello que se motiva a estudiar dirección de arte donde puede desempeñarse en varias actividades a la vez. Pero lo que nos convoca en esta ocasión es la faceta graffitera de Macarena. Parte a los 18 años rayando las calles y escoge el graffiti por su visibilidad; es público y abierto a todo quien quiera mirarlo, lo asemeja a un set de televisión, ya que en ambos puede utilizar un gran espacio para desarrollar sus ideas.  El compromiso con el mensaje que quiere entregar en los murales ha sido un proceso de maduración, acompañado esencialmente de sus experiencias personales -ser madre, solventar su vida independiente-. Al principio su visión del graffiti tuvo que ver con los colores, la fiesta y la alegría. Hoy pinta menos y es más selectiva a la hora de elegir dónde y qué pintar. La han tildado de naif y que sus trabajos no tienen mensaje alguno, pero ella defiende una postura en donde nos dice que es imposible apropiarse de los problemas que le son ajenos. No pinta los problemas sociales de nuestro contexto, pero eso a su vez es un mensaje.

pium

-

Un tema relevante en sus trabajos es la mujer y su evolución. Le interesa representar la estética femenina que se ha ido perpetuando en nuestra sociedad; además los tabúes que se han ido integrando en nosotras desde los imperativos machistas y cómo también nosotras mismas ayudamos a cristalizarlos auto-proporcionándonos inflexiones sexuales, emocionales; intentando emular al hombre para conseguir los mismos derechos cuando es un camino errado hacia la igualdad. Sus últimos trabajos refieren a figuras antropomorfas de mujeres-conejo, mujeres-zorro, apuntando hacia una relación entre la mujer y la naturaleza. Más que un mensaje determinado PIUM va manifestando en cada uno de sus trabajos un estudio personal que a su vez se relaciona con la resolución de esos temas para sí misma.

7

-

Conoce más de Pium en: macarenaugarte.blogspot.com

Catalina Waman.-

-

VOLVER