TIKAY

La otra Historia de Chile en los murales callejeros: Paula “Tikay” Ferrer y la contienda de los héroes sin caballo ni espada.

Paula “Tikay” Ferrer

-

Ellos fueron despojados,
pero son la Vieja Patria,
el primer vagido nuestro,
nuestra primera palabra.
Son un largo coro antiguo
que no más ríe y ni canta.
Nómbrala tú, di conmigo:
la brava-gente-araucana.
Sigue diciendo: cayeron.
Di más: volverán mañana.
(…)”

Fragmento del poema “Araucanos”, Poema de Chile. Gabriela Mistral.

Recientemente se conmemoró mundialmente el natalicio de Gabriela Mistral –el 7 de abril de 1889- y sobre el cual nos enteramos con mayor alcance gracias a que Google creó un doodle como homenaje para la poeta. Tan poco sabemos de la Mistral, se suele decir, fue ovacionada en el extranjero e ignorada en su país. Condición, al parecer, que suele ser la norma cuando los artistas se vuelven incómodos para su contexto; incómodos cuando se salen de lo permitido, de lo reglamentario, cuando hablan sobre temáticas desvalorizadas para la sociedad y el común sistema. La cercanía entre Mistral –aprovechándonos de la efeméride– y la artista que presentaremos en esta ocasión es, de alguna manera, el trabajo subversivo de ambas y la preocupación que han tenido sobre ciertos asuntos que generan resistencia, como lo indígena, los pueblos originarios de Latinoamérica y la mujer.

Tikay

-

Durante abril nuestra artista del mes en Sabotach será Tikay. Activista social, graffitera, muralista, grabadora en serigrafía, Paula Ferrer y/o Tikay es lo que uno podría llamar una artista con conciencia social, de esos obreros visuales de los sesentas que a cada pincelada le otorgaban un valor político. Además de ello, Tikay es Licenciada en Artes Visuales de la Universidad Arcis, lugar de producción que abandona para trabajar en la calle, con la gente y para las poblaciones. La academia fue un lugar de paso, una manera de obtener herramientas y técnicas para poder aplicarlas donde su trabajo tiene más sentido y, también, donde el aprendizaje se torna mucho más real, pues como dice Paula en entrevista para esta revista “(…)creo que el artista de academia y de galería está encerrado en la misma burbuja que nos encierra el sistema y por ese lado mi fin no ha sido ser “artista”, sino trabajar desde la calle, desde la investigación, del rescate de lo que nos arrebataron y escondieron.”

Tikay

-

Aquello que nos arrebataron, nos lo arrebataron a todos los habitantes de Chile y es nuestra historia primigenia, las raíces o simientes de un mundo otro antes del descubrimiento y conquista de América o, como dicen algunos historiadores, de la “invención de América”. Pareciera ser que Chile recientemente ha descubierto, gracias a la remodelación de inmuebles en el centro de Santiago, que bajo esta ciudad que conocemos alguna vez hubo otra que hoy aparece como restos arqueológicos para investigaciones e hipótesis científico-académicas. Paula Tikay puede sentirse personalmente más involucrada con ese ocultamiento respecto de los pueblos originarios, ya que para ella no es solo una parte importante de la Historia de Chile y americana, sino que con ese gesto consciente y decisivo su historia personal y familiar carece de relato y memoria histórica. Es entonces, a partir de este entendimiento, que su trabajo e investigaciones visuales se tornan un arma de lucha potente ante la adversidad que significa perder cada vez más elementos y recursos naturales con la capitalización de los mismos bajo el mentado y probado sistema capitalista particularmente en nuestro país. De manera individual o colectiva, Tikay realiza alegorías de personajes indígenas en los murales que pinta, mensajes para la reivindicación de los derechos de los pueblos originarios o de las mujeres en las serigrafías que estampa, haciendo de la calle, tanto en muros como en vestimenta de bajo costo, su galería temporal tanto en Bolivia, Perú y Chile. No hay apoyo financiero posible para el trabajo que desarrolla Tikay, pues son las mismas empresas forestales o mineras las que otorgan fondos culturales por la bondadosa responsabilidad social empresarial o, como dice Paula, “son los mismos que destruyen lo poco que queda de la tierra libre.”

Tikay

-

Sabotear el sistema, este mundo, tiene que ver con realizar pequeños-grandes actos acordes a los de un ciudadano abierta y públicamente crítico de la sociedad de la cual somos parte. Por ello, Paula Tikay Ferrer promueve el uso libre del agua sin hidroeléctricas, el uso de las hierbas medicinales en vez de fármacos a precios inhumanos, y los derechos igualitarios de la mujer en este mundo falocéntrico. Y, por cierto, de la brava gente araucana por la cual aún “sigue diciendo: cayeron”, pero más decimos “volverán mañana”.

Carla Giménez.-

VOLVER